Ir al contenido principal

Feliz año nuevo









No sé si a muchas de vosotras os pasa como a mí. Pero no consigo hacer que el año nuevo comience en enero. Para mi desde que tengo uso de razón (que tampoco es que me sobre) jajajaja. El año nuevo comienza en septiembre

Ese es el mes por excelencia en el que todo cambia, donde vuelve de nuevo a la rutina después de dos meses de descontrol, donde los horarios se quedan prendidos del perchero junto a las mochilas, el bolso y todas esas normas que a lo largo de los meses nos acompañan queramos o no.


Porque al menos a mi así me pasa; es empezar septiembre y plantearme, que objetivos me gustaría cumplir, que cosas me gustaría cambiar para mejorar. Es el mes en el que las niñas estrenan; zapatos, zapatillas, mochilas, estuches, material escolar, libros…. Hasta el presupuesto anual de la casa se hace en este mismo mes, ya programando todo lo necesario para los siguientes meses.





Septiembre es el mes en el que te propones; ir al gimnasio, ser mejor hija, mejor amante…. En el que te engañas a ti misma diciéndote que desde ya, te levantaras cada mañana en el mismo momento que suena el despertador. Y casualmente lo haces los dos primeros días después el tema cambia y al igual que el día va acortando un minuto de luz al día, tú te ves apagando el despertador y diciendo cinco minutos más, que no nos equivoquemos eso es al principio porque pasado los meses esos cinco minutos llegan a ser tan largos que se transforman en media hora, por lo que vuelves a levantarte con el tiempo pegado al culo y ya pues eso todo va de culo.
Para mí eso también tiene su encanto, es  como una rebeldía, se lo que debo hacer pero no me da la gana hacerlo.

Septiembre es el mes más odioso del año. Hace más calor que en agosto o julio. Ya no estas de vacaciones, vuelves a la puñetera rutina, no haces ya cosas de verano pero tampoco es otoño.

Hasta la tele es un coñazo en septiembre porque todo son anuncio de próximos externos pero de momento siguen apareciendo los refritos del verano.

Hablando de televisión, es justo en este mes, donde salen todos los fascículos coleccionables del mundo mundial. Si puedes pensarlo puedes coleccionarlo. Yo nunca fui de empezar nada de eso pero si lo haces y no logras terminar esa colección no te apures, en un año para septiembre vuelven a lanzar de nuevo, imagino que con el stock acumulado que tienen de los septiembre anteriores.

No se me olvida que para las familias en edad escolar, este mes es el mes de las circulares. Cada vez que el niño viene a casa te invade con cientos de papeles y circulares, que digo yo menudo gasto innecesario de papel ¡salvemos al planeta! estamos en la era de la tecnología, con un correo electrónico o una información en la web del centro, sería más que suficiente para no tener que empapelarnos a circulares.

Jolín que estoy firmando más circulares estos días que novelas y eso duele y mucho. Jajajaja

Luego septiembre también es el mes de la frase estrella de los que les gusta amargar la existencia, esta frase no es otra que esta “Ya estamos en navidad”. Pero vamos a ver, no vengas tocando la moral, aún estoy en plena cuesta de septiembre, y ya me calientas la cabeza con la navidad y sus gastos desorbitados, no hombre no, dejamos respirar un rato. Deja que se caigan las hojas de los arboles como es debido.


En fin Serafín, que creo por todas las pruebas reunidas que el año de Chary Ca comienza el 1 de septiembre, porque hasta casualmente la peor cuesta no es la de enero sino la de septiembre. Que esta sí que para subirla necesitas pasar por una tienda especializadas y ponerte un full equipe para trepar semejante cuesta y no pegarte un guarrazo de manual.


¡Qué largo! se me hace septiembre. A partir de ahora ya sabéis él porque es.

Y vosotras mariposas seguro que alguna amará este mes, porque no me contáis que de bueno y que de malo tiene este noveno mes del año.

Como siempre os digo, gracias por vuestra visita, sera un lujo leer tu comentario, el blog se alimenta de ellos y así tenemos oportunidad de conocernos un poco mejor. 




Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo, salvo por que en mi pueblo las fiestas son en septiembre, jijiji. Desde el viernes que empezó María el Insti, cada día estoy haciendo colas monumentales en las diferentes papelerías!!! Besotes y me debes un libro, a ver, cuando nos vemos?????

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, salvo por que en mi pueblo las fiestas son en septiembre, jijiji. Desde el viernes que empezó María el Insti, cada día estoy haciendo colas monumentales en las diferentes papelerías!!! Besotes y me debes un libro, a ver, cuando nos vemos?????

    ResponderEliminar
  3. Para mi septiembre es otro mes, ya pase lo de hacer cola en las papelerías, mirar libros y revisar mochilas. Y yo lo de los kilos lo miro todos los meses no solo al pasar el verano, a mi edad y con mi cuerpo serrano jajajajaja.Septiembre es el mes que tenemos que explicar a nuestros hijos que no pasa nada por no llevar esta mochila o la otra , o estas libretas o las otras porque cada vez es mas comercial y caro volver a la escuela. Es el mes de vuelta a la rutina. Besos Chary y dentro de poco nos vemos, ROSA.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Nunca más. Relato

¡Hola, mariposas!
Nunca más, es un relato que nace desde la humildad y las ganas de aportar un pequeño grano de arena a este problema social que nos afecta a todos en mayor o menor grado.
El acoso escolar o bullying es un problema que está comenzando a ser demasiado común en colegios e institutos.
Como madre, es un tema que me asusta y mucho. Por desgracia, lo he vivido recientemente a través de la hija de una gran amiga. Y os puedo asegurar que todo lo que nos cuenta o nos enseña la televisión, es poco para lo que de verdad llega a suponer tener un hijo acosado.
El acosado sufre un deterioro psíquico, difícil de reparar, su recuperación siempre irá en función de lo a tiempo que se llegue a ser conocedor del problema. Situación en la que centros y profesorado tienen una responsabilidad a la hora de detectar el problema lo antes posible. No es fácil, lo sé, pero tampoco imposible.

Primeros capítulos de A través de su objetivo. Chary Ca.

Capítulo 1

La gente se volvía a su  paso. La miraban entre sorprendidos, divertidos y expectantes. No era muy normal ver a una mujer vestida de aquella guisa y corriendo bajo la lluvia. Cuando ya no podía más y el aire no llegaba a sus pulmones, paró, miró hacia atrás y comprobó que de momento su pasado no la perseguía. Estaba aterrada por lo que acababa de hacer. Al mismo tiempo se sentía liberada y culpable. De pronto la invadió el pánico. «Y ahora ¿qué?». ¿Qué hacía, sin dinero, sin teléfono, sin lugar a donde ir? Miró a su alrededor. Había dejado de llover, pero la calle estaba desierta, desierta como su existencia. Se sentó en un banco, de un parque cualquiera. En aquel mismo banco estaba sentada una anciana y su perra. Ambas se giraron hacia ella instantáneamente. Tan evidente fue que se sintió en la obligación de explicarse. —Hola. Yo acabo... de escaparme. —Ya imagino. Pero sabrás que hay cosas en la vida de las que no se puede huir. Otras, sin embargo, lo mejor es dejarlas pasar…

Seriando I

Hola mariposas, hoy quiero hablaros de dos series que vi en estos días y que a pesar de ser muy diferentes, han conseguido sorprenderme con sus personajes, su guión y su extraordinarios finales.
Hoy en día con tanto donde elegir creerme que es complicado encontrar algo que  enganche.
La primera de la que os hablaré la vi en Calle 13, se titula eyewitness-testigo.



En honor a la verdad cuando la comencé a ver estaba con otras dos series que me tenían mucho más absorbida y no me enganchó mucho, pero coincidiendo con el parón navideño al que las cadenas de televisión nos tienen condenados, le di otra oportunidad.